Libros paralelos

manual

 

Leí el primer relato de “Manual de Jardinería (para gente sin jardín), de Daniel Monedero, en casa de Marta un sábado asfixiante. Estaba recién dedicado y tenía dentro una bolsita con semillas. En algún momentos  mientras conducía pensé que algunos libros se anclan en mi memoria con los momentos que vivo, y recordé haber leído Madame Bovary en el verano de 2012. Sentí el calor de ese verano y recordé cuántos inviernos han pasado.

Al llegar de Madrid, encargo el libro de Daniel a la editorial (Relee). Es una pena que  no se venda en Tenerife, aunque llegó en tres días. Con varios libros a la cola y anclando el verano de 2016 a Canadá, de Richard Ford, no puedo evitar empezar el segundo relato de “Manual de Jardinería…..”, en el que un hombre en Bangkok abraza con el brazo que le falta mientras debe pensar..(..) ¿Acaso es posible acariciar a alguien con algo que no existe?. Hoy releyéndolo  pienso en los brazos que no abrazan.

Por aquellos días, siguiendo una teoría muy mía de no negarme cosas que me hacen disfrutar, decidí alternar los relatos con Canadá. Ford transmite con un realismo sereno y sin un adjetivo de más, la futilidad de las seguridades o inseguridades en las que descansan las cuatro vidas de una familia cualquiera y la fina línea que puede separar el optimismo de la temeridad. Es drama contado sin dramatismo,  como lo haría un niño que aun no tiene casi prejuicios sobre la vida. Los niños conocen lo normal mejor que nadie, dice Dell, el protagonista. Todavía voy por la mitad.

Los relatos del Manual  los leí entre la playa, la sala de espera de un hospital y un día de resaca en la cama. Monedero cuenta las historias como me gusta leerlas, no se aleja tanto como él cree de Ford, es directo, y también cuenta lo que pasa cómo es, sin adornos,  porque  los adornos matan las historias, algunas veces es exquisitamente poético y otras simbólico hasta casi el absurdo, con muy pocos excesos. Y cuando encuentras un escritor nuevo que hace todo eso es un placer, y recordaré que leí su Manual junto con Canadá, el verano de 2016.

Después de ponerle título a este post, vi que el primer relato se llama Universos paralelos, no lo recordaba, una casualidad más.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s